Tuesday, January 20, 2009

Axioma

Pensar en este mundo me harta...
Prefiero escuchar qué tan triste está Peter.
Me pregunto en qué momento de su vida habrá estado.
Pero aún así la gente lo ovaciona y Peter sigue cantando.
Tristeza... necesito un exorcismo.
Agonía que circula por mi alma.
¿Por qué si existe no estoy en contacto?
¿Dónde puedo comprar el imán que me una a ellos?
En cambio, cuando estoy cerca me siento tan lejos.
¿Por qué Dios vomita a los tibios?
¿Por qué Dios me vomita?
Me duele de la misma manera como me duele el desprecio de mi madre.
Pero aún hay cosas que me gustan.
Hay ritmos que me hacen mover.
Que hacen que mi cuerpo se mueva de un lugar a otro.
Y sonrío y me gusta.
Y río y me avergüenza.

1 comment:

Pam said...

o____o

Dios "vomita a los tibios" porque el cristianismo siempre se ha tratado de dualidades y dicotomías. No hay espacio para el relativismo y, sin embargo, TODO es relativo...

Muy buen post :)